Blue Monday: La sinrazón enlatada y globalizada.

Blue Monday

¡Hoy es Blue Monday! o como dicen algunos: el ‘día más triste del año’ Este nuevo “concepto” se lo debemos a las investigaciones de no se qué matemático inglés, desarrolladas para una campaña publicitaria de hará como unos diez años y por supuesto amparada en una irreproducible fórmula matemática, que siempre da más empaque. Imagináos cuál fue mi sorpresa al descubrir que se trata del día más propicio para deprimirse, (según este tipo), por lo que si consideramos claro esta fórmula, entonces la especie humana funciona por una serie idéntica de parámetros estándar… Analicemos pues, los siguientes puntos del Blue Monday:

  • Se trata del comienzo de la semana laboral (lunes). Y digo yo…¿es que no habrá gente que ame su trabajo? O ¿que vaya encantado de la vida porque a pesar de no tener el trabajo de sus sueños, su trabajo le entretiene, dignifica y da sentido a su existencia?
  • Todavía no se ha cobrado la paga mensual. Este sí, claro, como todos nos hemos gastado ya el dinero del mes, y sólo podemos ser felices gastando dinero…¿De qué otra forma podríamos? ¿Estando con la familia y/o amigos? ¿Disfrutando de una tarde romántica en casa con la pareja? ¿Saliendo a hacer deporte? ¿Dando un paseo por un parque inexplorado? ¿Viendo llover desde el cálido sofá del salón?…ah no, demasiado fácil.
  • El tiempo (hemisferio boreal) suele ser malo. Menos mal que matiza que se trata del hemisferio norte…¡Gran noticia para nuestros vecinos del Sur! Tendrán que esperar para deprimirse a gusto hasta nuestro verano!…o ¿al no coincidir con las navidades igual ni se deprimen? Lo que está claro, es que para éste lumbreras no se contempla la posibilidad de disfrute del clima invernal…creo que las migraciones hacia países más cálidos se habrían disparado.
  • Se cobran los pagos a crédito realizados durante las recientes fiestas de Navidad. ¿Pagos a crédito? Mira que al final va a ser verdad que vivimos por encima de nuestras posibilidades como dicen algunos… siguiente parámetro.
  • Se acaban los buenos propósitos. A partir del Blue Monday ya no hay metas, ni objetivos, ni sueños…nos convertimos todos en unos perfectos malvados… habrá que esperar a las próximas Navidades para intentar cumplirlos. ¿Por qué nadie los habrá cumplido verdad?
  • La motivación suele ser baja. La motivación ¿qué motivación? ¿extrínseca, intrínseca?… del tiempo que llevo trabajando en psicología no he encontrado dos motivaciones iguales…no conozco otra variable psicológica más individual que la que se plantea en este último parámetro.

Blue Monday vs Psicología

Después de este estúpido y minucioso análisis sobre el Blue Monday, la que considero, una nueva chorrada inventada para tener algo de lo que hablar y quizás vender alguna que otra pastilla más, me gustaría finalizar recalcando en la línea de nuestro enfoque, una línea de interpretación más positiva e individual del asunto.

Independientemente de los factores externos que se presenten en nuestra vida y citando a Frankl o Marco Aurelio, la interpretación o la libertad última de darle sentido a las cosas externas que nos suceden, depende única y exclusivamente de nosotros, por más parámetros que se empeñen en argumentar.

Dudo infinitamente de las clasificaciones simplificadoras y aborregadoras que con calzador tratan de vendernos siempre con no tan dudosos propósitos.

Dudo infinitamente de formulas matemáticas para explicar el comportamiento humano, ni de la felicidad, ni de la tristeza… somos seres racionales sí, pero también emocionales…

¡Hala! diseña una fórmula para el amor, el odio o cualquier otra…yo no te la compro.

Lo mejor de todo, es que aún si fuese cierto dicho enfoque o tuviese parte de razón… todo lo máximo que podría durar el día más triste del año serían 24 horas.

¡Sed felices! ¡Y a al mal tiempo, buena cara! 😉

Por Carlos Rey García

@CarlosReyPsicoa

Tags: , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top