CD Leganés, esta campaña es un pepino

CD Leganés, esta campaña es un pepino

Cada ciertos años, hay un equipo que debuta en primera división de La Liga, y las oportunidades están al alcance de la mano. Nuevos abonados, partidos más atractivos, los mejores jugadores del mundo… y los departamentos de marketing echan humo, pensando en cómo aprovechar un regalo de tal octanaje. Este año le tocaba al CD Leganés, que, ni corto ni perezoso, mantuvo la estrategia que tan bien le ha estado yendo años atrás.

Campañas publicitarias del CD Leganés

Las campañas publicitarias del CD Leganés han estado basadas en el buen uso del sentido del humor, una herramienta clave para un desarrollo personal óptimo, pero también un recurso que despierta la curiosidad y capta la atención del consumidor, así como de los medios que puedan hacerse eco (al fin y al cabo, ¿cuántos clubes pueden presumir de que sus campañas motivan artículos en nuestra web?).

Pero esta campaña, además, alberga posibles efectos indirectos, entre los que podemos contemplar una posible disminución de la presión que puede conllevar una primera experiencia en primera. Pongamos por ejemplo la campaña que se lanzó ante la visita del FC Barcelona: “¡partido trampa. No podemos confiarnos!”. La ironía del anuncio, dando el papel de “tapado” a uno de los mejores equipos del mundo, puede hacer que aficionados, prensa y plantilla se tomen el partido de forma más natural… no tenemos la obligación moral de ganar, no dejan de ser Messi, Neymar, Luis Suárez… es un partido para disfrutar e, irónicamente, esta actitud nos puede situar más cerca de la victoria, al enfrentar el partido sin ese estrés añadido que conlleva la presión.

Además estas campañas pueden propiciar un efecto positivo en la motivación de los jugadores, como en el anuncio que se utilizó ante el partido contra el Sevilla FC: “¡Qué viene Monchi!”. Monchi es el director deportivo del Sevilla, famoso por fichar jugadores poco conocidos que tienden a revalorizarse económica y deportivamente. El mensaje no solo funciona a modo de recordatorio, una vez más, del privilegio que supone jugar en Primera división, sino que enmascara, con humor, lo que es una realidad para los jugadores, ya que directores deportivos de todo el mundo pueden verles hacer un buen partido en cualquier momento y darles una oportunidad de progresar en sus carreras profesionales.

Por último, cabe mencionar el potencial de estas campañas para la transmisión de valores, tan intrínseca al fútbol como deporte. La violencia, la altivez o la picardía son valores presentes en este contexto, pero también lo son el compañerismo, el esfuerzo o la humildad. Campañas de este tipo contribuyen a trivializar la importancia que se le da a lo que no deja de ser un juego, transmitiendo humildad (aceptando con humor el papel de menos favorito), compañerismo (aludiendo a motivos y símbolos compartidos por aficionados y jugadores) o ilusión (siempre cabe la posibilidad de ganar al Barça, ser fichado por Monchi o darle la mano al Rey) y esto es algo que agradecemos y que no todos los clubes hacen.

Por todo ello, deseamos seguir disfrutando del CD Leganés y que no saquen sus pepinos de primera división en muchos años ¡Mucha suerte!

Por Jaime Marcos

@Jaimemarcosred

 

Tags: , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top