Cómo ayudar a tu hijo en su vida y en el deporte

Cómo ayudar a tu hijo en su vida y en el deporte

En este artículo explicaremos de forma resumida uno de los factores de la psicología que influyen tanto en nuestro comportamiento como en el de tu hijo. Hoy hablaremos de la percepción de control que tenemos sobre las situaciones que ocurren en nuestra vida. Daremos algunas claves de cómo ayudar a tu hijo en su vida y en el deporte.

¿Por qué nos ocurre esto a nosotros? Esta es una pregunta que nos hacemos muy a menudo en diferentes situaciones de nuestra vida. Podemos pensar que es culpa del jefe el hecho de tener tanto trabajo, del entrenador por no sacar a tu hijo a jugar, de nuestra mala memoria cuando vamos a comprar y olvidamos la lista… Asignamos la responsabilidad de distintas situaciones a algo o a alguien. ¡Esto es la percepción de control!

Cómo ayudar a tu hijo en su vida y en el deporte

Ahora vamos a hacer una distinción importante: podemos responsabilizar de una situación concreta a alguien (percepción externa de control) o creer que es por algo que hemos hecho (percepción interna de control). Es posible que tu hijo pueda atribuir los malos resultados de un examen a que el profesor quería suspenderle (percepción externa) o a que no ha estudiado lo suficiente ese día (percepción interna). Muchas veces, los problemas surgen del planteamiento que hacemos de la situación, más que de la complejidad que tiene esta realmente. Es importante que tu hijo reflexione sobre la situación y que piense hasta qué punto puede cambiarla o modificarla. Si cree que depende de él la situación, habrá que motivarle para que intente cambiarla. Este planteamiento le será útil para luchar por alcanzar sus metas. De la misma manera puede ocurrir en su deporte, que atribuya sus malos resultados a su entrenador en vez de pensar en qué puede mejorar para dar un giro a la situación.

¿Qué opinas de esto? ¿Crees que también te ocurre a ti? Te animo a reflexionar sobre esta idea y a que descubras el tipo de atribución que realizan tus hijos de las situaciones.

¡Hasta la próxima!

Por Eduardo Juárez, estudiante en prácticas de la URJC.

Tags: , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top