Cómo mejorar la competitividad deportiva en edad infantil

Cómo mejorar la competitividad deportiva en edad infantil

A lo largo de este artículo estableceremos las claves más importantes para trabajar la competitividad deportiva en los entrenamientos de un equipo infantil, ya sea de un club, de una escuela o en las actividades extraescolares de un colegio. Como comentamos en otro artículo anterior, el trabajo en equipo y el compañerismo serán fundamentales a la hora de generar competitividad deportiva entre los compañeros.

Este taller o dinámica suele realizarse cuando el equipo en cuestión (de cualquier tipo de deporte) tiene demasiada facilidad para ganar a los rivales que se van encontrando a lo largo de la competición. Suelen caer en la competitividad deportiva considerada ‘no sana’, es decir, cuando la única meta es ganar y está exclusivamente orientada al resultado.

Por el contrario, también se puede recurrir a este tipo de formación cuando el equipo no es competitivo no por las facilidades que puedan encontrarse en la competición sino por una falta clara de compromiso y esfuerzo durante los entrenamientos y en competición. Muchas veces, los infantiles y adolescentes no tienen claro cuáles son los objetivos que deben cumplir cuando saltan al terreno de juego.

¿Cuándo la competitividad deportiva NO es sana?

  • Cuando me planteo solamente objetivos de resultado: ganar, goles, canastas, puntos…
  • Cuando las cosas no salen y dejo de creer en mí: fallos, errores…
  • Cuando pienso más en mí que en el equipo: chinchar, molestar, faltas de respeto…
  • Cuando dejo de divertirme y quiero abandonar mi deporte.
Cuando la competitividad no es sana

Tipos de objetivos para fomentar la competitividad deportiva

RESULTADO (Ganar vs. Perder)

  • Son menos divertidos.
  • Producen estados de nerviosismo.
  • Generan frustración y enfados.
  • No trabajo lo que me pide el entrenador
RENDIMIENTO (Esfuerzo y Diversión)

  • Son muy divertidos.
  • Genera un aprendizaje de cosas nuevas.
  • Disfrute con el resto del equipo.
  • Trabajo lo que me pide el entrenador

¿Cuándo la competitividad deportiva SI es sana?

  • Cuando además me planteo objetivos de rendimiento: mejorar la concentración…
  • Cuando las cosas me salen porque creo en mí: trabajo, entreno y me esfuerzo..
  • Cuando pienso más en el equipo que en mí mismo: apoyar, animar, ayudar, respetar…
  • Cuando deseo que llegue el entrenamiento para crecer y mejorar.
Cuándo la competitividad sí es sana

Puedo aceptar el fallo, todo el mundo falla en algo. Pero no puedo no intentarlo.

Michael Jordan ex-jugador NBA

Por Fernando Callejo

@9_Nanox

Tags: , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top