El papel de los padres: ¿deporte y/o estudios?

El papel de los padres: ¿deporte y/o estudios?

Ante aquellas situaciones escolares en las que nuestros hijos no están respondiendo tal y como a nosotros nos gustaría, ya sea por una disminución de las notas o por alguna asignatura pendiente ¿qué solemos hacer? ¿Les castigamos sin hacer aquello que les gusta? ¿Les quitamos del deporte que practican? o mejor aún ¿les castigamos sin móvil o sin videojuegos?¿Cuál debe ser el papel de los padres?

¿Cuál es el papel de los padres en el deporte de sus hijos?

Este tipo de dilemas surgen habitualmente en aquellos padres que necesitan tomar medidas rápidas y eficaces para revertir los malos rendimientos académicos de sus hijos. Muchos de ellos eligen desapuntar a sus hijos de las actividades extraescolares que realizan a lo largo de la semana, porque creen que ello les distrae o les puede restar tiempo para estudiar. Aunque esto pueda parecer coherente en un primer momento, no tiene porqué ser así, ya que realizar una actividad física aporta otro tipo de ventajas que no solo se asocian a la diversión, el tiempo libre o incluso a ponerse en forma, hay mucho más allá del mero divertimento.

A nivel neurológico, el cerebro como principal motor de nuestro cuerpo, experimenta una serie de modificaciones cuando realizamos deporte. Por ejemplo, los niveles de concentración aumentan y con ello el rendimiento cognitivo general (facilita el razonamiento, mejoran las habilidades numéricas, la capacidad verbal…), todo ello puede repercutir de forma directa en el desempeño de los jóvenes a la hora de realizar sus deberes o el estudio en general.

Además, a un nivel más personal, puede aportar una serie de valores necesarios para la formación de una persona como el compromiso con la actividad y con los compañeros, el trabajo en equipo si se trata de una actividad grupal, el respeto a las normas y la planificación del trabajo entre otros muchos.

Sabiendo todo esto ¿por qué habría que elegir entre una y otra cosa? Está científicamente comprobado que dedicarle tiempo a practicar una actividad deportiva no resta, sino todo lo contrario, aporta beneficios para el desarrollo y la formación de los jóvenes deportistas. Si piensas que el número de horas que se dedican a ello es perjudicial para el tiempo de estudio, ayuda a tu hijo a gestionar bien sus horarios y evalúa que otras actividades pueden estar perjudicando su planificación (horas de televisión, móvil, videojuegos) y pueden ser reservadas para otra ocasión, cuando su rendimiento escolar vuelva por sus fueros.

Por Irene Folguera, estudiante en prácticas de la URJC

Referencias:

https://www.uco.es/activate/index.php/falsos-mitos-del-deporte-viii-el-deporte-distrae-de-los-estudios/

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-885X2004000200008

Tags: , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top