El Play-Off más psicológico

Los que este año hayáis seguido la Liga Adelante coincidiréis conmigo en que ha tenido un final de locos. Al margen de la zona de descenso, dónde también se decidió todo pasados los 90 minutos de juego, lo ocurrido en las primeras plazas ha sido espectacular.

 

A modo de resumen, el Girona y el Sporting de Gijón se jugaban el ascenso directo, dónde el Girona empató en casa contra el Lugo y el Sporting goleó al Betis a domicilio. El ascenso se terminó decidiendo por gol average, subiendo, de esta manera, el Sporting.

 

En cuanto a la lucha por entrar en el play-off, Zaragoza y Ponferradina empataron ambos partidos, contra Leganés y Alcorcón respectivamente. Así, el Zaragoza se adueñó de la sexta plaza que le otorgaba la oportunidad de disputar la promoción de ascenso junto a Valladolid, Las Palmas y Girona.

 

Y es en estos últimos tramos dónde se ponen de manifiesto un gran numero de variables psicológicas que antes había permanecido invisibles. Aspectos como la cohesión del grupo, los objetivos a nivel grupal, los objetivos a nivel individual, el control del grado de activación, la concentración, el trabajo de los miedos, la gestión del éxito y el fracaso, etc. Bien, lo que está claro es que este play-off será, si cabe, más psicológico que el campeonato regular.

 

En primer lugar, en la promoción de ascenso participan cuatro equipos para una sola plaza en primera división, con la presión que eso supone para los jugadores.

 

Para todos estos equipos, el hecho de ascender o no, marcará el éxito de esta campaña. Así, establecer un foco y no dejarse influir por el carácter mediático del evento podrá sumar un plus al equipo.

 

Que la responsabilidad no se convierta en miedo, y posteriormente en culpa. El objetivo general debe estar claro, y deben trabajarse objetivos específicos que permitan ser controlados y que refuercen la autopercepción del equipo.

 

En segundo lugar aparece el cansancio físico, y para suplirlo, la fortaleza mental. El hecho de llevar tantos minutos de juego en las piernas de los futbolistas podría limitar el juego de estos equipos, ahí aparece el aspecto mental, usando éste último para contrarrestar esa falta de fuerzas físicas. Tengo claro que en este play-off dónde no llegue el cuerpo lo hará la cabeza.

 

En tercer lugar aparece la motivación. Durante estos días se hablará muchísimo de primas, algo que está claro que supone una herramienta para motivar a los jugadores, pero no deja de ser un tipo de motivación externa. ¿Eficaz? ¡Por supuesto! Pero también limitada.

 

Estos jugadores deben moverse por su motivación intrínseca, por su “para qué” particular. La fuerza, concentración y motivación que proporciona que el motivo sea interno, propio, es inigualable a cualquier tipo de compensación externa.

 

Por último, las historias que han llevado a cada equipo a este play-off son muy dispares. En primer lugar, Valladolid y Las Palmas han escrito una historia similar. Han sido equipos solventes que durante toda la temporada han vivido en esos puestos de promoción, incluso más arriba, peleando la primera y segunda plaza en algunos tramos de la temporada. Así, es probable que haga jornadas que estén pensando y preparando la fase de ascenso, es decir, sabiendo a ciencia cierta que ahí estarían, con lo que ello comporta.

 

En cuanto al Zaragoza, durante las últimas jornadas hasta cuatro equipos han peleado por esa sexta plaza. De esta manera, clasificándose en la última jornada han obtenido un valioso premio gracias al último esfuerzo del campeonato.

 

De la misma manera que para el Zaragoza (viendo la gran competencia que existía por ese sexto puesto) el play-off ha sido un premio, para el Girona ha sido un castigo. En el minuto 90 del último partido de liga eran equipo de primera división, un minuto después, el equipo seguía en segunda. El objetivo específico del Girona en este último tramo de liga no era otro que ascender de forma directa, así que para el equipo ha representado un gran jarro de agua fría.

 

Por lo tanto, será importante que, equipos como el Girona, reformulen objetivos, logren recuperar motivadores, establezcan focos en los que concentrarse y analicen qué es todo aquello que han hecho de forma excelente para llegar al lugar dónde se encuentran.

 

En cuanto a Las Palmas y el Valladolid, deberán seguir trabajando en los objetivos planteados, viviendo la situación como algo para lo que han trabajado duro toda la temporada y teniendo conciencia sobre todo aquello que han logrado para conseguir el objetivo establecido.

 

Por último, el Zaragoza podrá disponer de una inyección extra de motivación al entrar en la última jornada en la promoción de ascenso, usándolo como algo que les potencie aun teniendo en cuenta el escenario en el que están y los nuevos objetivos planteados.

 

Así, se nos presenta por delante una fase de ascenso repleta de emociones, objetivos, focos y motivadores, dónde el aspecto mental tendrá un gran peso para escribir el final de esta historia.

 

 

Rubén Bravo

@rrbcc

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Puede interesarte

Corazón congelado

Esta semana hemos leído la noticia de que la cantante Pastora Soler se retira...

De perdidos al río

Comenzamos la semana con la noticia que empaña la jornada, el futbol, el deporte,...

No hay dolor

Antes o después, todos los deportistas pasan por la experiencia de sufrir una lesión....

Brasil uno, Alemania ocho

Comenzaremos este artículo diciendo que Brasil empezó un partido que ya tenía perdido antes...

Comentar

Deja un comentario

Top