Entrevista a Óscar Bueno, ex-alumno de la UPAD y psicólogo deportivo

Entrevista a Óscar Bueno, ex-alumno de la UPAD y psicólogo deportivo

¿Qué te llevó a iniciarte en la psicología del deporte?

Siempre he vivido ligado al deporte, por una parte, al haber abandonado la práctica del fútbol a edad temprana (categoría juvenil) siempre me quedó el ansia de sentir el fútbol cerca. Por otra parte, a medida que fui avanzando en la carrera de Psicología, sentí que esta rama era la gran olvidada en mi plan de estudios y yo quería probar si de verdad me gustaría, ya que otras ramas como la psicología clínica se me descubrieron como algo que esperaba que me gustasen un poco más. Por esto me moví para saber más, y con ese interés descubrí que dos profesores de mi facultad estaban especializados en dicha área: Alexandre García Mas y Juan Tomás Escudero.

 

En la actualidad, ¿qué proyecto ocupa tu tiempo?

Hoy por hoy espero a empezar el Máster en Psicología del Deporte y de la Actividad Física.

 

¿Qué aspectos crees que se deberían trabajar más con un deportista?

Un deportista es una persona, hoy en día tanto en el ámbito de formación como en el del alto rendimiento, los equipos técnicos y/o directivos, muchas veces olvidan eso. No lo digo porque la función del psicólogo sea hablar de cosas ajenas al deporte, que muchas veces también se da, sino por el hecho de que un club, para que crezca a nivel cualitativo, para aumentar su calidad deportiva, debe concebir al deportista como una persona que necesita todos los servicios que pueda haber disponibles para hacer uso de ellos. Todo deportista para desarrollarse al máximo debe trabajar todas las áreas, y por supuesto, pocos clubes que no cuenten con psicólogo consiguen eso, ya que olvidan o no saben trabajar el aspecto mental en el deporte.

 

¿Qué opinión tienes sobre la aportación de la Psicología del Deporte al fútbol?

El fútbol y la psicología deportiva, desgraciadamente, es una pareja que está destinada a ser eternos amantes, pero en estos momentos solo tienen conversaciones de “Hola ¿Qué tal?”. La aportación que podemos dar al deporte es, sinceramente, crucial. Por ejemplo, hay multitud de equipos en 3ª división en este país que es muy probable que tengan un sistema de cantera o fútbol base de alto nivel regional. Si bien en estas categorías no se dan traspasos millonarios, una buena generación juvenil tanto te puede salvar la categoría, ahorrarte mucho dinero o incluso meterte en fase de ascenso.

¿Cuál es el problema? Pues bien, la edad o la categoría donde abandonan más jugadores la práctica del fútbol, sea por distintos motivos, es la categoría juvenil. Es muy probable que con un sistema de psicología que se aplique desde la base hasta juveniles redujera enormemente la cantidad de bajas de los jugadores, por no hablar del aumento considerable del desarrollo y rendimiento de éstos. La mejora de la atención, el trabajo con los técnicos para favorecer la motivación y el esfuerzo, etcétera, estarían haciendo que numerosos jóvenes se desarrollasen más y mejor y clubes pequeños de 3ª o 2ªB ahorrarían gastos, ingresarían traspasos o incluso lograrían tener la edad de oro que ansían sus clubes.

 

¿Dónde crees que se encuentra a día de hoy la figura del psicólogo en el mundo del fútbol?

Desde luego, se encuentra en una dimensión distinta, y todos sabemos que eso no debería ser así. Hay deportes con muy poco seguimiento mediático o con índices de práctica deportiva mucho menores, donde la figura del psicólogo existe y se respeta. Pero algo pasa en el fútbol, los grandes clubes del panorama futbolístico presentan psicólogos en plantilla, incluso a veces más de uno, sobretodo en el futbol formativo. A pesar de esta gran evidencia, hay muy poco conocimiento en clubes de segunda línea sobre nuestro trabajo. Es triste, pero puede que muchos presidentes piensen que si tienen un psicólogo en el club es porque hay alguien loco o con algún trastorno, y de hecho el trabajo del psicólogo deportivo no tiene nada que ver con eso (es lo que tienen los estigmas sociales). Creo que algo que debemos hacer es dar a conocer nuestro trabajo al panorama futbolístico, mostrar que además es una aportación vital y no es gratis, que no la puede hacer cualquier entrenador que haya hecho un cursillo del famoso “Coaching”, pero que siempre saldrá rentable a nivel económico y deportivo.

 

En el futuro, ¿Qué ventajas e inconvenientes consideras que podría aportar la psicología deportiva al fútbol?

No veo inconvenientes para el futuro, de hecho puede que se abran nuevos frentes de empleo en el fútbol, numerosos clubes tienen equipos afiliados con objetivos sociales, como el Real Madrid en Colombia y otros países, quizás se da una fusión entre la psicología deportiva y social en un futuro en ese perfil laboral. O quien no dice que para elaborar redes de scouting un componente de esa red podamos ser nosotros con valoraciones a nivel mental y observaciones de según qué comportamientos. Lo que sé es que si el futbol empieza a tener información de calidad de lo que podemos aportarle a nivel de club, cantera o alto rendimiento, en el futuro puede que llegue a ser un campo fructífero para la psicología deportiva.

 

¿Qué te ha parecido el Curso Online de Psicología y Entrenamiento Mental en Fútbol? ¿Lo recomendarías a cualquier profesional (psicólogo, entrenador, futbolista, preparador físico, etc.) del mundo del fútbol?

Me ha parecido muy interesante. Engloba muy bien a grosso modo los aspectos que se trabajan desde nuestra profesión en un curso más escueto y resumido con una relación calidad-precio muy destacable. Si bien no es profesionalizante, es muy útil para introducirse al mundillo y cambiar la noción de la psicología en relación con el fútbol.

Quizás a quien más lo recomendaría es a psicólogos, entrenadores y directivos, a éstos últimos sobre todo para extender la importancia de estos conceptos en el fútbol, aun así es recomendable para todo profesional del mundo del fútbol, dejando muy claro que aun adquiriendo dichos conocimientos contar con la ayuda de un experto siempre lo hace todo más sencillo.

 

En tu opinión, ¿Qué características ha de poseer un psicólogo deportivo para ejercer su profesión en España?

Ante todo conocer bien o haber practicado el deporte al que se van a dirigir el tiempo suficiente para poder tener cierta empatía con las personas a las que pueda intervenir. Tener experiencia es crucial, si quieres trabajar en el Sevilla, si mientras lo intentas y persigues y te formas, puedes trabajar con clubes de futbol base, con divisiones de honor o con un 2ªB lo tendrás más cerca. Ser emprendedor por último, creo que ningún club va a venir a buscarte por muy bueno o experto que seas, es importante ponerte en el lugar de los mandatarios, y aunque tu creas que te mereces un determinado sueldo, poder negociar y presentar tus propias ofertas a los clubes es algo positivo.

 

¿Conoces el proyecto que estamos desarrollando en la UPAD Psicología y Coaching? ¿Qué ventajas e inconvenientes consideras que puede tener el trabajo en psicología deportiva realizado por un equipo como la UPAD?

Desconozco el proyecto en sí, aunque si conozco la institución y la importancia que tiene para la difusión de la psicología deportiva. También me parece una ventaja la oportunidad que se le da a los nuevos profesionales en el ámbito permitiéndoles participar dentro de la institución.

 

Finalmente, ¿qué sensaciones te produce el futuro panorama de nuestra profesión?

Tengo la sensación de que pese a que parezca que dedicarse a esto es ciertamente arriesgado, es un campo donde hay mucho trabajo y mucha necesidad de nuestras dotes, aunque hoy por hoy ni siquiera los mismos clubes lo saben. Espero no equivocarme, pero es muy posible que en un futuro, cuando los coaches ya no estén tan de moda, los clubes serán testigos de los buenos resultados de los profesionales que hoy en día trabajan de esto y al final la moda o la tendencia en aumento seamos nosotros, los psicólogos deportivos.

 

UPAD Psicología y Coaching

@UPAD_PC

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top