Locos por la Música

Locos por la música

La psicología nos dice que todo nuestro comportamiento se explica por las consecuencias positivas que siguen a nuestras conductas. De la misma forma, sabemos que si fueran eliminadas las consecuencias positivas que mantienen una conducta, esta tenderá a desaparecer progresivamente con el paso del tiempo.

¿Qué tiene la música?

Cuanto empezamos el largo recorrido del aprendizaje en algún instrumento musical, esta consecuencia positiva es esa indescriptible sensación de regocijo que sentimos al ver que, poco a poco, vamos mejorando y empiezan a sonar canciones desde el interior de nuestro instrumento donde antes no sonaba nada. A esta sensación se llama autoeficacia, y es una de las principales fuentes de la motivación intrínseca (aquella motivación provocada por el atractivo de la propia tarea).

Según vamos mejorando, van apareciendo otras fuentes de motivación, como el tocar con otras personas (afiliación), recibir la aprobación de familiares o amigos (refuerzo social) o, por qué no, conseguir algún beneficio material. Estas últimas son fuentes de motivación extrínseca, que es aquella mantenida por las recompensas externas, que serán distintas dependiendo de cada persona.

Según la teoría, estas recompensas deberían perder efecto con el paso del tiempo debido al fenómeno de la habituación, extinguiéndose, de esta forma, la conducta que las precedía (en este caso, practicar música). Además, muchos músicos han experimentado un descenso de su motivación intrínseca al haberse transformado en extrínseca, como es el típico caso de quien antes tocaba porque le gustaba y ahora toca por trabajo. Es la diferencia entre vivir por la música o vivir de la música. Por todo ello, se recomienda intentar estar motivados a nivel intrínseco, como prevención de malestar emocional o del abandono.

A veces es difícil para un músico compaginar su vida laboral, académica y social con su vida artística y, ya que lamentablemente parece que a nivel social seguimos sancionando el arte a favor de la pragmática, se quedan por el camino pequeños genios que tanto nos podían haber ofrecido y, lo que es peor, que tanto podían haber disfrutado con la música. Por ello, es especialmente importante una adecuada gestión de la motivación en el contexto musical y artístico en general.

Con todo, la música es una de las actividades humanas más reforzantes por sí mismas, capaz de llevarnos a realizar los mayores sacrificios con tal de seguir viviéndola, o capaz de llevar a personas millonarias y de más de setenta u ochenta años a seguir metidos en el trajín de ensayos, largos viajes, actuaciones…

Por eso es complicado determinar a nivel psicológico qué tiene la música. Todos tenemos nuestra opinión y nuestra forma de vivirla, pero todos damos gracias por ella. Y ya sea por el dinero, por el ego, por la diversión, porque nacemos para ello o porque nos lo hayan inculcado, o por una mezcla de todo, me gustaría terminar sacando la navaja de Ockham y citar a ya a unos “clásicos”:

“Es solo rock n´roll, pero me gusta”

Mick Jagger y Keith Richards.

Jaime Marcos

@Jaimemarcosred

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top