¿Por qué es importante el acompañamiento terapéutico?

¿Por qué es importante el acompañamiento terapéutico?

El acompañamiento terapéutico es un término procedente del ámbito de la enfermedad mental, surgido a raíz de la crítica a las instituciones de internamiento y como nueva forma de intervención.

A grandes rasgos el acompañamiento terapéutico es un recurso que brinda asistencia a pacientes que se encuentran atravesando un problema de salud, ya sea una enfermedad mental, una discapacidad, falta de habilidades o simplemente ayudándoles en necesidades básicas como acompañarles a comprar el pan, ir al centro de salud o enseñándoles herramientas que ellos puedan aprender para más tarde desarrollar por ellos mismos.

Es una técnica que interviene en el contexto comunitario abarcando ciudades, barrios… y se trata de un dispositivo muy adaptable a las necesidades y rutinas de cada paciente. Se trata de un sector que está más desarrollado en el ámbito privado pero que también cuenta con servicios a nivel público con equipos de apoyo comunitario.

¿Por qué es realmente importante la figura del acompañante terapéutico?

Miles de personas se encuentran en situaciones muy desfavorables en las cuales las familias no son capaces ya sea por falta de recursos o por falta de conocimiento, de promover una asistencia adecuada a las necesidades que dicho familiar puede llegar a requerir. La oportunidad de disponer de un profesional que trabaje en distintos campos de actuación, como por ejemplo, personas con trastornos graves de personalidad, depresiones, pacientes con discapacidades, lesiones graves, demencias, gestación, pacientes terminales, o una muestra de personas que en los últimos años y en los años futuros está ganando terreno en la sociedad actual como son personas de la tercera edad, es un elemento imprescindible hoy en día.

El acompañamiento terapéutico presenta a demás distintas modalidades de actuación como son a nivel domiciliario, donde se acude a casa de los pacientes, de instituciones, mini residencias, pisos tutelados o supervisados e instituciones domiciliares, donde le paciente durante 24 hora está acompañado por un grupo de profesionales.

El objetivo será mediante la interacción directa la creación de un vínculo por medio de tres pasos que permita realizar la labor de la manera más eficiente.

  • Fusión de un familiar:  las personas con enfermedades mentales graves suelen tener un trasfondo de desconfianza y de fusión con una de las figuras maternas o paternas. Descubrir con cuál de ellos estamos trabajando es muy importante.
  • Descubrir juntos quien no es el acompañado: que ellos sean capaces de reconocer las necesidades propias y del otro mediante la interacción. Ponerse limites, es necesario para que tengan una vida ordenada, organizada y de acceso a la cultura.
  • Descubrir juntos al tercero: les ayuda a o introducen en el ámbito comunitario y en la mejoría, en el entorno y en lo social. La creación de relaciones más positivas para la mejora de la psique de los pacientes y que se puedan empoderar.

En conclusión, todas las características que describen el acompañamiento terapéutico demuestran la verdadera importancia que tiene a la hora de mostrar apoyo y asesoramiento en situaciones complejas de salud, promoviendo la realización de acciones que impliquen un mayor ocio y recreación del paciente mejorando así su estilo y calidad de vida.

Por Sara Durán.

@SaraDuranUgena


Tags: ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top