Influencia de los medios de comunicación en el deporte

Influencia de los medios de comunicación en el deporte

La expansión del periódico junto con la radio, facilitó la rápida difusión de las competiciones y noticias deportivas, constituyendo ambos, un medio a través del cual atraer a más público y creando una relación recíproca entre los medios de comunicación y el deporte. Después, la televisión contribuyó aún más a popularizar los eventos deportivos, hasta el punto de que actualmente las empresas televisivas incluyen en su programación la retransmisión de partidos, campeonatos, ligas, noticias y canales propios sobre el mundo del deporte.

La importancia de la práctica deportiva en su aspecto comunicativo es clara. Se dedica mucho espacio promocionando el deporte como espectáculo, ya que el periodismo deportivo es una de las modalidades informativas con mayor audiencia actualmente.

¿Cómo influyen los medios de comunicación en el rendimiento deportivo?

El fútbol es uno de los deportes más populares, debido a los millones de aficionados y espectadores que lo siguen en todo el mundo. La influencia que ejerce en las personas es evidente, es parte de su realidad, incluso de su identidad, encontrando en el fútbol una manera de expresar sus emociones de manera catártica, que de otra forma tal vez no harían. Los seguidores se identifican con un equipo de la liga de su país y con su selección, adoptan los colores y símbolos característicos que refuerzan su autoestima y la integración en un determinado colectivo o grupo social.

A partir de la aparición de Internet, los modos de distribución y difusión de contenidos se han multiplicado, desplazando a la televisión y la radio a un segundo plano. Los recursos dirigidos al fútbol en la red son abundantes, desde las páginas web de cada club, hasta los canales de fútbol que retransmiten los partidos en tiempo real.

La influencia de la evaluación pública en el rendimiento de los deportistas, según Fernando Gimeno et al. (2001), es una variable de estrés específica porque constituye un factor muy concreto relacionado con la evaluación y la ansiedad social. La influencia se puede producir a través de las opiniones de agentes externos, al recibir críticas o reconocimiento, al observar gestos y escuchar instrucciones o comentarios de personas importantes para el deportista.

La gran mayoría de los futbolistas de alta competición, experimentan psicológicamente la presión, con frecuencia excesiva, de los medios de comunicación, del miedo a defraudar las expectativas del gran público y del agotamiento físico por el gran número de competiciones que se ven obligados a disputar.

La presión constante, tanto externa como interna,a la que están sometidos los jugadores, se manifiesta en una alta activación que, mal gestionada, puede suponer una pérdida de la concentración, falta de motivación, manifestación de creencias irracionales y aparición de episodios de ansiedad u otros problemas psicológicos derivados. Por lo cual, la presión de satisfacer la opinión pública y mediática junto con el mal manejo de las críticas recibidas del entorno, puede influir negativamente en el ámbito personal y en el rendimiento deportivo del jugador, si éste no cuenta con suficientes estrategias, habilidades o confianza en sus propio estilo de afrontamiento.

El futbolista juega en y para un equipo, una ciudad y a veces representando a todo un país, sintiéndose en la obligación de ganar para satisfacer las expectativas generales. La presión externa por el resultado es innegable, pueden haber jugado el mejor partido de su vida, que lo más importante es si han ganado y conseguido los tres puntos. Del mismo modo, los jugadores sienten una gran responsabilidad con su equipo y con sus seguidores, tienen que dar lo máximo y no deben defraudar a la afición. Afición que mira atentamente cualquier acción sobre el césped, que elogia un pase o un gol, que penaliza al máximo el error y si los resultados no se alcanzan, pita o insulta.

Los deportistas de élite de éste tipo de deportes, están continuamente expuestos a la evaluación y la crítica, no sólo de ellos mismos a nivel personal, sino de sus seguidores y de los medios deportivos que juzgan su valía, estando siempre dentro del foco mediático y, en ocasiones, se les desprestigia para aumentar la venta de periódicos o garantizar mayores niveles de audiencia.

¿En qué puede ayudar un psicólogo deportivo?

Los psicólogos deportivos, pueden enseñar a los jugadores a encontrar su punto óptimo de activación y a buscar las sensaciones que les lleven a esa zona de afrontamiento excelente. El objetivo consiste en conseguir desarrollar aquellas habilidades y estrategias de afrontamiento que contribuyan a que el deportista pueda controlar la ansiedad generada por las situaciones en las que su entorno o el propio deportista, hacen una evaluación negativa de su rendimiento, que le conducirán a desempeñar una mejor actuación deportiva.

El deporte tiene una gran repercusión social y podría utilizarse para construir una sociedad mejor, con unos valores éticos de solidaridad y compañerismo. Si un jugador basa su actuación en el reconocimiento social, cuando no tenga el público a favor, se hundirá y su rendimiento disminuirá. Por lo tanto, vale la pena ayudar a trabajar la parte emocional y mental de los deportistas, para que aprendan a enfrentarse adecuadamente a las situaciones de estrés y así alcanzar el máximo rendimiento posible que puedan ofrecer. En definitiva, se trata de aportar soluciones y favorecer que el jugador disfrute compitiendo, haga aquello que le gusta y le hace sentir bien más que todo lo contrario.

Por Paloma García Pérez.


REFERENCIAS BIBIOGRÁFICAS

Gimeno, F., Buceta, J. M. y Pérez-Llantada, M. C. (2001). El cuestionario Características psicológicas relacionadas con el rendimiento deportivo (CPRD): características psicométricas. Análise Psicológica, 1, 93-113.

Tags: , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top