Cómo lidiar con las relaciones de pareja a distancia durante la cuarentena

Cómo lidiar con las relaciones de pareja a distancia durante la cuarentena

Ya sabemos que la cuarentena provocada por el coronavirus COVID-19 está afectando a todos y todas. No todas las personas tienen las mismas estrategias de afrontamiento y, además de que estas no son al cien por cien estables, sino que van fluctuando dependiendo de la situación, en circunstancias tan inusuales como las que estamos viviendo actualmente es cuando estas estrategias más se ponen a prueba.

Al igual que la convivencia puede ser dura y verse perturbada durante estos días, las relaciones de pareja a distancia también pueden verse afectadas y llevarse de forma que no asimilemos de forma adecuada la situación y, como es lógico, nos invadan sentimientos de tristeza, rabia o nostalgia por estar separados y separadas forzosamente de nuestras parejas.

4 consejos para sobrellevar la relación de pareja a distancia

Por ello, os damos aquí algunos consejos que podéis llevar a cabo para sobrellevar mejor estos días si la situación no te permite quedar con tu pareja, porque no vivís en la misma vivienda y las medidas impuestas os han dejado separados o separadas, obligándoos a vivir la relación en la distancia.

1. Si tienes sentimientos de “echar de menos”, comunícalo

En estos días, validar y expresar las emociones es una de las destrezas que más debemos poner en práctica. Es completamente normal que eches de menos a tu pareja y ella a ti, sobre todo, ante la perspectiva de la duración de la cuarentena y la incertidumbre de no saber cuándo va a finalizar. Vais a echar de menos los abrazos, los besos o simplemente el estar cara a cara. De vez en cuando, un mensaje de “te echo de menos” o “me gustaría que estar contigo ahora” no hace daño. Aunque nos pueda resultar algo empalagoso, sin excedernos en el uso del Whatsapp u otras redes sociales, hacer saber a la otra persona lo que sentimos, no solo refuerza a quien recibe el mensaje, sino que alivia a quien lo da.

2. Llamaros por teléfono o hacer videollamadas

Es importante que las conversaciones que tengáis no sean solo por Whatsapp. Dedicad un tiempo al día (el que establezcáis y acordéis) a hablar “en tiempo real”, de forma que no se pierda la espontaneidad de las conversaciones. Igualmente, intentad hablar de otra cosa que no sea la situación por la que estáis (estamos) pasando o del coronavirus, que va a ser complicado; por el contrario, procurad hablar de lo que vais a hacer durante el día o de lo que habéis hecho. Si estáis aprovechando estos días para probar cosas nuevas (como tocar un nuevo instrumento o cocinar) podéis contaros vuestros logros (o vuestros fracasos, añadiéndole un poco de humor). La clave estará en que el aislamiento y la separación no impidan que os echéis unas risas.

3. Estar a distancia no significa que no podáis satisfaceros sexualmente

Esta seguramente sea una de las grandes preocupaciones y ya se han visto por las redes sociales unos cuantos memes sobre cómo va a subir el deseo erótico, pero… ¿para qué se inventó el sexting? Otra de las ventajas de las nuevas tecnologías es que nos permiten mantener viva la llama sin necesidad de contacto físico. Estar alejados o alejadas no implica necesariamente que se pierda el erotismo. Además, puede ser muy emocionante si nunca lo habéis probado. Tenéis ahora una oportunidad de sacar a flote vuestras fantasías y, mediante sexo virtual (fotos sexys, videollamadas, etc.), simular ese contacto piel con piel mientras os tocáis y estimuláis cada cual en su espacio de intimidad.

Ojo: recuerda, si vas a practicar sexting, hacerlo con alguien de plena confianza para garantizar tu privacidad y, como siempre, que sea de mutuo acuerdo, con consentimiento y sin forzar o convencer a la otra persona de hacer algo que en realidad no desea (ej.: mandar un foto sin ropa). Es conveniente también utilizar apps que estén encriptadas (como por ejemplo Snapchat) para asegurar esta privacidad.

4. Contad el uno con el otro o la una con la otra

Por último y la más importante, para que todo lo anterior se realice con éxito, el primer paso es la confianza y saber que la otra persona va a estar ahí en los momentos en que tengamos un altibajo emocional y que nosotras y nosotros también vamos a apoyar en caso de que le pase a nuestra pareja. Además de la nostalgia aparecerán otras emociones, como la rabia de no poder estar juntos o juntas, que también se deberían comunicar, ya que es una de las mejores formas de regular las emociones, tanto las agradables como las desagradables. Saber que tienes a alguien ahí dispuesto o dispuesta a escucharte da mucha seguridad y, en definitiva, ayudará a soportar mejor estos días de aislamiento.

En conclusión, la base para manejar una relación a distancia es la confianza mutua, el saber que puedes contar con tu pareja y una adecuada comunicación. Si esta base ya no funcionaba o no era estable antes de la propagación del famoso coronavirus y su consecuente cuarentena siempre tenéis la opción de pedir asesoramiento a una psicóloga o un psicólogo expertos en relaciones de pareja que os ayude a hacer dicha base más sólida.

Por Brenda R. Bodemer.

@psicobodemer

Tags: , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top