Messi Balón de Oro 2019: el oro de uno, el trabajo de muchos

Messi Balón de Oro 2019: el oro de uno, el trabajo de muchos

Hemos sido testigos hace muy poco de la entrega de uno de los premios individuales más prestigiosos del mundo del fútbol: el Balón de Oro, entregado por la revista francesa France Football desde hace más de 50 años.

Leo Messi, Balón de Oro 2019

La historia de este galardón es larga: empezó entregándose únicamente a jugadores de nacionalidad europea, después tenía que ser entregado a jugadores que jugasen en clubes europeos, durante unos años se fusionó con el premio homólogo del FIFA World Player (desde el año 2009 hasta el 2016), etc. Sea como sea, la atención mediática que reciben este y otro tipo de premios es inmensa; y el prestigio que tienen los jugadores galardonados es consecuentemente gigantesco. Al fin y al cabo, están siendo elegidos como “el mejor futbolista del mundo”. Se dice pronto para un deporte que practican más de 250 millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, parece que este premio nos hace olvidar que la esencia de este deporte es el juego de equipo.

Culturalmente, me da la sensación de que siempre nos ha costado mucho entender a las personas desde una perspectiva global, entendiendo su comportamiento, sus emociones y sus pensamientos en relación a su entorno familiar, sus amistades, su historia personal de vida, sus estudios, su trabajo… Solemos olvidarnos de todo eso cuando nos relacionamos y juzgamos los demás, y este olvido se hace aún más grande cuando juzgamos a las personas que sólo conocemos a través de una pantalla. Nos cuesta entender, por ejemplo, el difícil proceso de adaptación por el que tienen que pasar las “jóvenes promesas” que llegan a Europa de países latinoamericanos, y desde el primer momento les exigimos un rendimiento perfecto y unos resultados estratosféricos.

No nos paramos a pensar en su situación familiar, ahora muy limitada por la distancia; en las barreras culturales e idiomáticas que tiene que superar; en su mudo relacional, muy afectado también por la distancia con su país de origen; en el cambio de clima, de rutina, de situación económica… Todos estos cambios no los tenemos en cuenta, nos limitamos a exigir y juzgar su rendimiento. Y personalmente, creo que cometemos el mismo error cuando otorgamos estos premios individuales en este deporte: nos cuesta mucho pensar en todo el ambiente que rodea al jugador que sube al escenario a recoger su estatuilla. ¿Qué pasa con los compañeros de estos jugadores?¿Dónde queda el trabajo del entrenador que ha dirigido al equipo? ¿Dónde quedan los miembros del cuerpo técnico como utilleros, fisios y psicólogos? ¿Todo ese trabajo era “dispensable”? Es absurdo pensar que un solo jugador ha llegado tan lejos jugando solo.

Premios individuales en un deporte de equipo

Para empezar, porque para estar entre los nominados lo normal es haber ganado algún trofeo durante la temporada. Si tu equipo (que no tú) no gana nada esa temporada, ya tienes muy difícil entrar en la nominación al premio. ¿Realmente va a rendir lo mismo Cristiano Ronaldo en el Real Madrid que en la Juventus? Bueno, es obvio que no. Del mismo modo, ¿rendiría lo mismo Leo Messi si estuviese jugando en el Manchester City? ¿Habría jugado Johan Cruyff en el PSV del mismo modo que jugaba en el Ajax? La respuesta, me atrevería a aventurar, también sería no.

No estoy diciendo que estos jugadores no merezcan este tipo de reconocimientos, ni pongo en duda que realmente sean los mejores jugadores del mundo cada año. Sin embargo, me parece importante reflexionar sobre las consecuencias que tiene otorgar premios individuales en un deporte de equipo. Sobre todo, porque me parecen premios muy dependientes de los resultados, y los datos dejan claro que si no marcas goles y no ganas títulos tienes muy difícil optar a ser el mejor futbolista del año. ¿Se nos ha olvidado que para ganar partidos debe haber un portero custodiando la portería? ¿Se nos ha olvidado que hay jugadores que se pasan todo el partido cortando los ataques del rival en lugar de generar peligro en el área contraria? Parece que sí, pues de los últimos 20 ganadores del Balón de Oro, más de la mitad son delanteros (y el resto son la mayoría centrocampistas con gran capacidad goleadora). ¿Qué pasaría si estos jugadores fuesen jugadores de nivel medio? ¿Realmente Messi, Cristiano Ronaldo o Luca Modric habrían llegado al mismo sitio jugando con los jugadores de un equipo menos prestigioso? Es cierto que al final los mejores jugadores acaban en grandes clubes y rodeados de excelentes jugadores, pero precisamente por eso es importante darle una vuelta a estos reconocimientos individuales.

El fútbol, un deporte de equipo

La esencia del deporte de equipo es la interacción con tus compañeros para lograr un objetivo común. Supone un acto de generosidad, pues das a los demás lo mejor de ti en favor del equipo, conviertes tus habilidades y conocimiento en un granito de arena para hacer la montaña del equipo un poquito más grande; y confías en que el resto hará lo mismo. En cualquier deporte de equipo se da este fenómeno; y tengo la sensación de que eso cae en el olvido cuando se discute quién es el mejor jugador del año. Parte del problema, como he dicho antes, es que se prime por encima de muchos otros criterios la capacidad goleadora de los nominados. Sólo ha habido un portero ganador del balón de oro en toda la historia, sólo tres centrales han ganado este premio… y los partidos y los torneos no sólo se ganan marcando goles; también hay que mantener la portería a cero.

Personalmente, creo que entregar este premio puede ser beneficioso para el deporte, pues eleva la competitividad de los jugadores y el afán por perfeccionar el propio deporte; y me parece un reconocimiento que puede ser justo si se hace con un criterio más global. Puede que haya que cambiar la forma de votación, puede que tenga que cambiar la propia concepción del deporte por parte de los que lo practican y de los aficionados… No sé cuál es la fórmula, pero puede que el cambio tenga que empezar por que los aficionados apreciemos tanto el trabajo del portero de nuestro equipo como el trabajo del delantero.

Por Jorge Núñez

Tags: , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top