Los motivos del dopaje en el deporte

Los motivos del dopaje en el deporte

Si hay un tema importante que tratar en el mundo del deporte es el del dopaje, de cómo hacer trampas consumiendo sustancias ilegales para obtener un mejor resultado en la competición. De hecho no  es un tema que se halla abordado tanto como otros en la investigación psicológica deportiva.

Relación entre el deporte y las drogas

La relación entre algo tan positivo como el deporte y algo tan negativo como las drogas puede relacionarse al menos de tres maneras diferentes. Primero destacar las posibilidades terapéuticas que ofrecen el deporte y la actividad física como recurso, tanto fisiológico como psicosocial, en una terapia de rehabilitación de conductas adictivas. Tampoco hay que negar la adicción a la realización de una actividad física como tal, ya sea relacionada con sustancias que le permitan seguir ejerciéndola o no. La siguiente forma de relación es a través de la toma de sustancias o producción de alteraciones biofísicas para superar los propios límites personales, las dificultades que plantea un entrenamiento avanzado o simplemente incrementar el rendimiento físico o deportivo, no olvidar los motivos estéticos, de estatus y demás motivos de índole social, pero en el deporte de competición esta motivación queda en un plano muy secundario.

Posibilidades en el uso del dopaje

El dopaje varía según el fín que se quiera conseguir ,el tipo de deporte que se practica y la proximidad de la competición.

Las sustancias dopantes que se usan en tiempo pre-competitivo suelen incluir el uso de anabolizantes tanto naturales (andrógenos, de tercera generación…) como sintéticos (los conocidos esteroides). El efecto que se busca es el aumento de la masa muscular y de la síntesis proteica, se usaría en deportes con gran demanda de potencia física como el lanzamiento de jabalina, halterofilia, o salto de longitud.

Durante la competición se puede buscar, bien un efecto estimulante como el de las anfetaminas o sustancias que aumentan el aporte de glucosa, un efecto calmante para combatir el estrés y la ansiedad como un tranquilizante, o también un efecto analgésico que permita no sentir dolor muscular como por ejemplo la metadona.

Después de la competición se busca la recuperación más rápida posible, esto genera bastante controversia pues a veces  no influye directamente en la competición como tal si no es una competición de larga duración como puede ser una carrera ciclista por etapas o un campeonato con muchos partidos, una sustancia para este fin es la EPO.

Factores psicosociales de uso del dopaje

Qué es lo que lleva a un deportista a doparse implica una respuesta donde entran en juego multitud de factores: Desde la disponibilidad de las sustancias, el ambiente familiar, entrenadores , patrocinadores o un clima de competición que muchas veces te obliga a ser el mejor pueden ser las causas más destacadas. Esto no significa que halla que olvidar el papel activo del deportista en la toma de decisiones.

Existen ciertas ventajas de naturaleza psicológica que se obtienen con el dopaje. En un profundo estudio sobre el uso de drogas en deportistas universitarios, Wadler y Hainline (1989) destacan los siguientes beneficios potenciales del uso de drogas: incremento de la fuerza, resistencia y velocidad; el aumento de la agresividad; mejora de la actitud competitiva; concentración y coordinación motora fina y viso-manual; disminución de las sensaciones de temor, ansiedad y temblores, demora en la aparición del cansancio psicológico y el control del peso.

Aportación psicológica para compartir el dopaje

Analizando los beneficios psicológicos de las drogas en competición, resulta lógico que puede disminuirse la conducta del dopaje si el deportista conoce las herramientas psicológicas que la práctica de su actividad deportiva requiere para competir a alto nivel, como pudiera ser el control emocional, concentración constante o superación de la fatiga.

Las estrategias de afrontamiento del estrés son igualmente herramientas indispensables  para lograr un nivel de activación fisiológico óptimo y conseguir el máximo rendimiento en la competición.

Respecto al deporte de equipo, se debe tener en cuenta la interacción con el propio equipo y el contrario, trabajando en conseguir los objetivos de una forma grupal.

Las técnicas para afrontar el fracaso también son una buena herramienta para prevenir el uso de sustancias prohibidas.

Para finalizar, además de recordar los posibles efectos biomédicos y psicológicos secundarios como puede ser la fatiga, somnolencia crónica, entumecimiento y cambios de humor y mentales, comentar el desprestigio social que se crea al desenmascarar a un deportista que ha hecho trampas, sus consecuencias económicas y posibles sanciones federativas.

Por otro lado, ¿Se deshumanizaría el deporte permitiendo utilizar unas sustancias que, en algunos casos, se usan para tratar lesiones o enfermedades? ¿Sería correcto permitir el jugar con la salud voluntariamente a cambio de mejorar los resultados? ¿ Podría ser la única forma de ganar espectacularidad cuando cada vez es más difícil batir las mejores marcas?

Por Iván Gutiérrez Merino.


REFERENCIAS BIBIOGRÁFICAS

Efdeportes.com ;  no-doping.fifa.com ;

GI Wadler, B Hainline – Drugs and the athlete. Philadelphia: FA Davis, 1989. Revista de psicología del deporte vol. 5, Universitat de Illes Ballears.

Tags: , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top