Prácticas en Psicología: un ambiente enriquecedor y cercano

Prácticas en Psicología: un ambiente enriquecedor y cercano

Colorín colorado… Toda despedida termina siendo emotiva. Aún sabiendo que nos volveremos a ver, ya sea en un ambiente laboral, educativo o en la vida cotidiana, pero la emoción es inevitable. Personalmente, emprendí el camino de mis prácticas profesionales con unas expectativas muy pobres acerca de lo que iba a encontrarme, pero han sido siete meses increíbles.

Mis prácticas de Psicología deportiva en el CD Vicálvaro

Siete meses trabajando juntos como equipo, creciendo, desarrollando un trabajo que no habría sido lo mismo si hubiese faltado cualquiera de sus integrantes, entre ellos el pegamento que nos ha unido, nuestro tutor.

Los compañeros, muy diferentes, provenientes de distintas universidades, con edades diferentes y experiencias diversas, lejos de haber sido un obstáculo a sortear, han sido un apoyo más entre sí, pues esas diferencias han servido para aportar cada uno soluciones diferentes, perspectivas que, de otro modo, no habrían resultado tan surtidas. Todo esto moderado por nuestro tutor, quien ha sobrevolado por encima de nuestro trabajo, no creando presiones, pero sin dejar de darnos feedback, aportando sus conocimientos y guiándonos a todos hacia la excelencia favoreciendo nuestro saber hacer y nuestra autonomía. Sin duda alguna, la manera idónea de hacernos crecer.

Han sido unas prácticas enriquecedoras que han ido más allá del mero trámite del aprendizaje, pues hemos reído, hemos compartido conocimientos, discutido diferentes maneras de llevar a cabo las dinámicas o las diferentes situaciones que nos han ido apareciendo a lo largo de esta temporada.

Al contrario de lo que el escepticísmo me llevó a esperar, encontré unas prácticas donde favorecían mi autonomía, donde mi trabajo dependía de mi prácticamente al 100%, donde quienes me rodeaban me han hecho crecer no sólo a nivel profesional, si no también a nivel personal.

Cuesta despedirse de un ambiente tan cercano y enriquecedor, pero nos despedimos con orgullo y alegría de nuestros tutores y compañeros. Gracias a todos los que formáis parte de UPAD Psicología y Coaching, pues nuestro sentimiento final no es de haber aprobado, sino de haber aprendido.

Por Guillermo Julián Molina.

Tags: , , ,

Puede interesarte

Corazón congelado

Esta semana hemos leído la noticia de que la cantante Pastora Soler se retira...

De perdidos al río

Comenzamos la semana con la noticia que empaña la jornada, el futbol, el deporte,...

No hay dolor

Antes o después, todos los deportistas pasan por la experiencia de sufrir una lesión....

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top