10 factores que destruyen tu relación de pareja

10 factores que destruyen tu relación de pareja

Según la investigación más reciente, una de las variables que mayor impacto tiene sobre nuestra felicidad a largo plazo, es la calidad de nuestras relaciones, especialmente nuestra relación de pareja. Esta es tan importante, que puede afectar además de a nuestra salud mental, a nuestra salud física e incluso a la longevidad. Por lo que, sabiendo esto, podemos afirmar que elegir un buen compañero de vida, puede ser cuestión de vida o muerte. ¿Y hay alguna manera de saber si nuestra relación va por buen o mal camino? Pues de hecho sí. Una revisión de 43 estudios encontró 10 factores que predicen la calidad de una relación de pareja. Toma nota.

10 causas más comunes de una ruptura en una relación de pareja

1. Tener la impresión de que tu pareja no esté comprometida

Saber que tu pareja tiene previsto estar contigo a largo plazo, transmite una sensación de seguridad y estabilidad. La calidad de la relación se ve significativamente mermada si tienes que preocuparte constantemente de que tu pareja quiera dejarte en cualquier momento.

2. Falta de apreciación

En las parejas sanas, ambos miembros se sienten afortunados de estar el uno con el otro. Cuando parece que a tu pareja le da lo mismo estar o no contigo, la relación sufre y acaba convirtiéndose en un circulo vicioso de malestar en la pareja.

3. Baja satisfacción sexual

Si la vida sexual en la pareja no va bien, es bastante probable que la relación de pareja también se vea afectada por este hecho. Según la ciencia, la calidad del sexo es más importante que la cantidad, puesto que la frecuencia es un factor que se ha visto menos importante a la hora de valorar la felicidad en la pareja, pero sí cómo de satisfactorios son los encuentros sexuales.

4. Tener la impresión de que tu pareja es infeliz

Estar en una relación donde la otra persona te comunica, y se nota, que es feliz contigo es estupendo. Por lo que al contrario, si notamos que nuestra pareja no está feliz y satisfecha con nosotros, empezaremos a cuestionarnos si la relación tiene futuro, nos sentiremos mal, etc.

5. Los conflictos son el pan de cada día

Discutir en una pareja es sano y normal, pero cuando las discusiones empiezan a ser peleas y sobre todo cuando pasan más a menudo de lo que nos gustaría, el bienestar y el confort en la relación se pueden ver mermados seriamente.

6. Bajo interés en el otro

Una pareja que se interesa por ti, te escucha y te respeta incluso cuando no está de acuerdo contigo. Intenta ponerse en tus zapatos y comprenderte. Tener la impresión de que a tu pareja no le importe cómo te sientas y qué pienses e incluso quiera llevar siempre la razón, es una manera muy eficaz de acabar poco a poco con la satisfacción de tu relación.

7. Insatisfacción con la vida

Si eres infeliz en general, si a todo le ves el lado negativo o siempre te pones en lo peor, puede que empieces no solo a contagiarle esta negatividad a tu compañero, sino que también empezarás a ver tu relación desde ese prisma.

8. Depresión

Las personas que están deprimidas tienden a ver su relación como una relación de baja calidad. Parte de esta asociación podría ser que las malas relaciones son un factor de riesgo para sufrir depresión, por lo que puede acabar siendo la pescadilla que se muerde la cola.

9. Afecto negativo

Otras emociones desagradables, como enfadarse con facilidad o estar continuamente irritable, se vinculan a una peor calidad en la relación. Al igual que ocurre con la depresión, una mala relación puede ser la razón por la que se tiene afecto negativo, por lo que habría que valorar la situación desde esta perspectiva también.

10. Diferente estilo de apego

Tanto los estilos de apego ansioso como el evitativo, son un factor altamente predictivo de una relación de mala calidad. Una persona que tenga apego ansioso, puede centrarse y estar a menudo preocupada por que su pareja le abandone, por ejemplo. Por otro lado, las personas con afecto evitativo, no suelen dejar que sus parejas lleguen a intimar realmente con ellas y suelen evitar el compromiso.

Conclusiones

Es interesante resaltar que, según esta revisión, variables como la raza, el género o la religión no eran importante a la hora de valorar la calidad de la relación sentimental; como tampoco lo hacían otros hechos como no tener o tener hijos, vivir juntos o separados, estar o no casados… Las relaciones humanas en general pueden ser complejas, pero como hemos visto, merece la pena gastar recursos para conseguir tener una relación que nos haga felices, puesto que es una inversión de futuro para con nuestra salud integral.

Por Lucía Rubín


Referencias bibliográficas

  • Joel, S., Eastwick, P. W., Allison, C. J., Arriaga, X. B., Baker, Z. G., Bar-Kalifa, E., … & Wolf, S. (2020). Machine learning uncovers the most robust self-report predictors of relationship quality across 43 longitudinal couples studies. Proceedings of the National Academy of Sciences, 117, 19061-19071.

Tags: , , ,

Puede interesarte

Comments are currently closed.

Top