Psicología deportiva como senda del autoconocimiento

Psicología deportiva como senda del autoconocimiento

Mi vocación desde pequeño siempre ha estado relacionada con trabajar en el campo de la intervención social y, aunque mis circunstancias vitales me han llevado por otros caminos profesionales, siempre he estado ligado de algún modo al ámbito de la educación y en particular desde la perspectiva de la Psicología como una herramienta para el desarrollo personal y el autoconocimiento que potencialmente todos y todas tenemos.

En este marco de actuación se aúnan las sinergias de la psicología y la educación como motor de desarrollo del individuo y es donde surge la oportunidad de intervención en los deportes de equipo, con el objeto de realizar educación en valores y aprovechar la sinergia con lo desarrollado en los currículos de los centros educativos, para seguir creando un caldo de cultivo donde los destinatarios puedan desarrollar las actitudes y aptitudes necesarias para llegar a ser individuos íntegros, asertivos y con una empatía hacia las personas y elementos de su entorno.

Dentro de las diferentes posibilidades que ofrecen las intervenciones en las escuelas deportivas, enmarcadas dentro de la educación no formal, me ha llamado particularmente la atención diseñar programas de intervención a partir de categoría infantil (10-11 años) de variables psicológicas asociadas al rendimiento deportivo y su potencial para trabajar otros aspectos básicos en el individuo y que pueden ser muy enriquecedores para su desarrollo personal, como pueden ser su capacidad de afrontamiento ante situaciones estresantes, el manejo de la ansiedad, mejorar sus relaciones interpersonales y su regulación organísmica, sus niveles de tolerancia a la frustración o mejorando su flexibilidad cognitiva, etc.

También cabe destacar que a la edad de los destinatarios que reciben la intervención, de camino a la adolescencia, comienza ya el pensamiento abstracto y entramos en una importantísima fase evolutiva donde la creación de identidad personal y de anclajes relacionales con su grupo de iguales va tomando cada vez más importancia.

Desarrollo personal a través de la Psicología Deportiva

Por ejemplo, en el caso de las relaciones interpersonales, los trabajos con las variables de cohesión grupal, liderazgo, etc, pueden dar a los chavales y chavalas herramientas con los que contactar con el otro desde un lugar más auténtico, centrado, y facilitarles habilidades sociales muy importantes en la compleja etapa de la adolescencia.

El desarrollo de la autoconfianza y la autoeficacia en el desarrollo de la actividad deportiva pueden ser de una extraordinaria utilidad a la hora de nutrir su asertividad y, de una manera más o menos directa, también potenciar su capacidad de empatía a través de la creación de individuos más seguros de sí mismos.

La atención interoceptiva a sus sensaciones corporales, a su respiración, la introducción a técnicas de relajación y meditación, escuchando el cuerpo en definitiva, tiene un impacto directo en el manejo de la ansiedad y en un mejor conocimiento de sí mismos, facilitando el manejo equilibrado de los impulsos, las emociones y la esfera cognitivo conductual.

Para resumir esta pequeña reflexión que me ha surgido a raíz de mi participación en el equipo de trabajo de psicólogos en el Club Deportivo Vicálvaro, destacaría la profundidad potencial de desarrollo integral de la persona que tiene la psicología deportiva aplicada a deportes de equipo.

Por Rafael Moreno.

Tags: , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Top