Green Book (película), una historia de amistad

Green Book (película), una historia de amistad

Si no has visto Green Book, ganadora del Óscar a mejor película 2018, deberías verla. Para el resto, se presenta aquí una parte de la fórmula del pegamento que unió al gran Tony Lip y su amigo el Doctor Shirley.

Green Book, el nombre de la guía de hoteles en los que los afroamericanos podían hospedarse a lo largo y ancho de los Estados Unidos, es el resumen del tema que afronta esta acertada comedia dramática. Las dos Américas, la de los blancos y la de los negros y todas las consecuencias cuando ambos se juntan. Así, se nos presentan dos personajes de marcadas personalidades, un blanco muy blanco, de ascendencia italiana, pero que no ha salido de su barrio y es abiertamente racista, y un negro que no es tan negro, que lucha por los derechos de los suyos y tiene como bandera sus valores, su esfuerzo y su compromiso. Y por delante, meses de carretera y desafíos juntos.

Una película que refleja el verdadero valor de la amistad

La película está hecha y todos sabemos que el final es su amistad. ¿Por qué sabemos eso? En el presente artículo mostramos dos motivos y dos posibles acciones que facilitan el cambio del desprecio a la amistad de los protagonistas y que tú también puedes usar.

La primera acción es una lección que tantas otras películas nos han conseguido transmitir. Si conseguimos conocer a un individuo del grupo enemigo en las condiciones en las que conocemos a los de nuestro grupo, pronto vemos que no hay tantas diferencias entre ellos. Si quieres acercar enemigos, ponles a hablar de lo parecidas que son sus vidas, sus preocupaciones o sus pasiones.

Pero ¿por qué antes no lo sentíamos así? ¿Cómo los vemos hasta ese momento? Diferentes a nosotros y todos iguales dice la psicología. Es el estereotipo. Piensen que respondería cualquier persona ante esta pregunta: ¿cómo son los jugadores del equipo rival del club? Probablemente diría algo así como “Tramposos, irrespetuosos, chulos o conflictivos” y además lo diría de todos ellos como colectivo, ¿no es así?

La realidad que se esconde detrás es que nos es casi inevitable generalizar las pocas características que nos llaman la atención de un grupo desconocido, en el caso del enemigo las negativas, tomando por norma que todos los individuos que lo componen son así, sin comprobarlo detenidamente o teniendo realmente motivos para ello.

Este procesamiento no es casual, se realiza de forma automática desde el principio de nuestros tiempos, con el útil fin de poder clasificar rápidamente el entorno y tener alguna información acerca de cómo interactuar. Imaginen que una persona en la prehistoria anda por la sabana y aparece un animal desconocido que le intenta atacar, si la próxima vez que aparece uno similar, se para a juzgar si este le atacara, puede perder la vida. Por suerte, somos capaces de generalizar características al grupo, lo cual nos ha salvado la vida millones de veces, pero también tiene sus costes. En nuestro caso, Tony juzga al colectivo de negros por las anécdotas y actos de algunos negros expuestas en los medios, lo cual le hace pensar que todos los negros son todo lo malo y curioso que ha visto de ellos.

El fenómeno de generalización y homogeneización

En la película, además se aprecia de forma tremendamente clara dicho fenómeno de generalización y homogeneización, hasta el sublime punto de que el Dr. Shirley tiene que aclararle a Tony que no todos los negros escuchan la misma música ni comen la comida que él cree. El Dr. Shirley en sí es un personaje cuya mayor característica es que no sigue el estereotipo de negro y su función en su aventura hacia el sur es mostrar que hay muchos más negros más allá del estereotipo. Como vemos entonces, es normal para todos caer en este fenómeno, por lo que es preciso realizar un esfuerzo consciente para actuar de mejor manera.

El segundo motivo por el que sabemos que los dos protagonistas van a mejorar su relación es que ahora son del mismo grupo y luchan contra otro. Los dos están allí por distintas motivaciones, piensan distinto y son distintos, pero ahora tienen que enfrentarse al reto superior de realizar en condiciones los conciertos de la gira. Una meta superior común une a los distintos grupos. Prueba de ello es por ejemplo la historia, cuando potencias rivales como Francia y Gran Bretaña, crearon vínculos fuertes afrontando el reto de parar a Alemania o ejemplos de la vida cotidiana cuando jubilados de toda clase se unen para la subida de pensiones o dos hermanos para salir más por las noches. Si quieres acercar a dos grupos enemigos, no es suficiente con juntarlos, será necesario un objetivo común para el que se encuentren en el mismo bando.

Como ven, hemos simplemente analizado un trozo de la relación predecible entre Tony y el Dr. Shirley a través de unos minutos de película y hemos encontrado variables firmes que nos ayudan a entender por qué las personas actúan de determinada forma. A lo largo de la película podríamos de igual manera encontrar infinitas más, que nos explicarían la mayoría de las decisiones que toman los protagonistas. Les animo a todos a que sigan el maravilloso camino de entender al curioso ser humano, que nada hace sin tener un sentido detrás.

Por Jorge López Bernad

LinkedIn

Tags: , ,

Puede interesarte

Corazón congelado

Esta semana hemos leído la noticia de que la cantante Pastora Soler se retira...

De perdidos al río

Comenzamos la semana con la noticia que empaña la jornada, el futbol, el deporte,...

No hay dolor

Antes o después, todos los deportistas pasan por la experiencia de sufrir una lesión....

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top