Influencia de la actividad física y el deporte en la salud mental

Influencia de la actividad física y el deporte en la salud mental

En los últimos años, la vida se ha tornado más cómoda, sin embargo, resulta casi paradójico cómo se ha complicado la búsqueda del tiempo y de la motivación para realizar cualquier tipo de ejercicio; pudiendo evidenciar una escasa participación en actividad física durante el tiempo libre y un aumento en el comportamiento sedentario durante actividades ocupacionales y domésticas (Marín y Aun, 2010; Owen, Leslie, Salmon, y Fotheringham, 2000). Así mismo, se ha podido observar que la actividad física regular contribuye de manera positiva a la prevención primaria y secundaria de diferentes enfermedades crónicas asociándose con un riesgo reducido de muerte prematura (Warburton, Nicol y Bredin, 2006). Por lo tanto, la práctica de actividades físicas y deportivas derivan en un efecto positivo sobre la salud física y mental debido a que conllevan a la liberación de endorfinas, lo que produce a una reducción de la ansiedad, la depresión y el estrés.

¿Por qué es importante practicar actividad física y deporte?

En tanto que cualquier tipo de actividad física, ya sea de bajo o alto impacto, liberan estas sustancias que actúan directamente sobre el cerebro produciendo sensación de bienestar y relajación inmediata. Además, inhiben las fibras nerviosas que transmiten el dolor, generando analgesia y sedación (Arruza et al., 2008; Martinsen, 2004; Paffenbarger, Lee y Leung, 2004).

A su vez, el deporte y la actividad física producen beneficios a nivel psicológico, como el aumento de la tolerancia al estrés, adopción de hábitos protectores de la salud, mejora del autoconcepto y la autoestima; de la misma manera, disminuye el riesgo percibido de enfermar, generando efectos tranquilizantes y antidepresivos, mejorando los reflejos y la coordinación, aumento en la sensación de bienestar, prevención del insomnio, regulación de los ciclos de sueño y mejoras en los procesos de socialización (Penedo y Dahn, 2005; Rodríguez, Molina, Jiménez y Pinzón, 2011).

Es por esto que la OMS destacó en 2001 la importancia asignada a la práctica de actividad física y el deporte en la mayoría de los países como elemento favorecedor de la longevidad y la calidad de vida, así como la promoción de la salud para todos y presentando como objetivo principal el incentivar la práctica cotidiana de la actividad física de forma moderada o regular (Pérez, 2014).

Investigaciones sobre los beneficios de la actividad física

Un estudio reciente (Urrea et al., 2018), remarcó la importancia de empoderar a las personas de todas las edades, desarrollando programas que disminuyan los factores de riesgo que comienzan en la infancia pero que, con la edad, van aumentando y manteniéndose (tales como la mala alimentación, el sedentarismo, o la higiene de sueño).

De esta manera, remarcó que, la actividad deportiva puede considerarse como un elemento central y fundamental en los programas de políticas en promoción de la salud.

También reflejó que aún se debe recorrer un camino con futuras investigaciones enfocadas a la prevención, promoción y tratamiento de patologías físicas y mentales, desempeñando la participación del deporte y la actividad física con aportes importantes tanto a nivel terapéutico como preventivo, basados en la promoción de estilos de vida saludable.

A modo de resumen, existe numerosa evidencia científica que demuestra los beneficios en la salud mental y física por el mantenimiento de actividades físicas o el deporte, como, por ejemplo, reduciendo la tasa de desarrollo de ansiedad o depresión, la disminución del estrés, la mejora de las capacidades cognitivas, habilidades sociales o la reducción de enfermedades degenerativas como la demencia, entre otras.

Tags: , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top