¿Qué beneficios psicológicos aporta vivir con un animal de compañía?

¿Qué beneficios psicológicos aporta vivir con un animal de compañía?

A todas aquellas personas que convivan con animales, les resultará imposible negar la alegría y el buen ambiente que generan en el hogar. Según la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC), en España hay más de 20 millones de animales, lo que quiere decir que en más del 40% de los hogares españoles hay al menos un animal de compañía, siendo los perros y los gatos los más comunes.

Si bien es cierto que tener un animal de compañía conlleva una gran responsabilidad, pues al fin y al cabo se trata de una vida de la que cuidar, así como diversos gastos, tanto económicos, como de tiempo, solo tienes que preguntar a alguien de tu alrededor para descubrir que, pese a todo, los animales de compañía aportan muchísimas más ventajas que inconvenientes, y que incluso llegan a convertirse en un integrante más del núcleo familiar. Por estadística, puede que pertenezcas a ese 40% de personas que conviven con un animal, pero, ¿te has preguntado alguna vez que beneficios te aporta tu pequeño peludo a tu salud mental y bienestar emocional?

¿Cómo influye un animal de compañía en la salud mental de una persona?

Los estudios han demostrado la clara influencia positiva de los animales de compañía en la salud y bienestar, tanto físico como psicológico de los seres humanos. Esto lo podemos ver reflejado en la utilización de animales en el ámbito terapéutico, convirtiéndose en facilitadores en la terapia asistida motivacional y física de numerosas enfermedades. Además, más relacionado con el bienestar físico, se ha demostrado que la convivencia con animales de compañía constituye un importante factor de protección contra enfermedades cardiovasculares.

En cuanto al ámbito psicológico, los animales contribuyen a la reducción de estrés, siendo un importante soporte psicológico, reducen la sensación de soledad y propician el aumento de la vida social. Por otro lado, cuando acariciamos a nuestro animal, liberamos endorfinas, un neurotransmisor que contribuye al alivio del dolor y a la sensación de bienestar, y en ocasiones, de euforia. Los niveles de otros neurotransmisores como la oxitocina, la dopamina y las betaendorfinas se ven incrementados, lo que contribuye a la mejora del sistema inmune. Además, los niveles de cortisol disminuyen, lo que contribuye a la moderación del impacto de situaciones estresantes.

Como bien sabemos, los animales de compañía, en especial los perros, demandan una gran cantidad de actividad física, por lo que, al producirse un aumento de ésta, y al notarnos más activos, se produciría un incremento en la percepción de salud física y/o psicológica positiva, lo que aumentaría nuestra autoestima y autoconfianza.

Todo esto influye positivamente en tu salud, pero ¿qué beneficios aportan los animales a los más pequeños? La literatura parece demostrar que el contacto directo y el cuidado de animales, influye positivamente en las actitudes de los niños hacia los demás, fomentando así el desarrollo de la empatía hacia otras personas. En este sentido, el hecho de cuidar a su animal y crear un vínculo con él, se relaciona con un aumento de la autoestima, el autocontrol, la autonomía y la empatía en los más pequeños. Melson demostró en un estudio que, la tenencia de al menos un animal de compañía se relacionaba con menores niveles de ansiedad y timidez en los niños a la hora de una mudanza a otro barrio o un cambio de colegio.

Además, los animales pueden ayudar a los más pequeños a aumentar las conductas tanto de autocuidado como de cuidado de los demás, dándoles la oportunidad de experimentar diferentes emociones y sentimientos, así como la adquisición de herramientas sociales clave, emocionales y del lenguaje.

Como hemos comentado anteriormente, la mayoría de los hogares españoles incluyen en su familia a perros o gatos. Sin embargo, hay una gran variedad de animales de compañía con las que podemos convivir. En este sentido, ¿existen diferencias de personalidad en función del animal que tengamos? La ciencia parece indicar que sí. Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Carrol, en Winsconsin, los dueños de los gatos puntúan más en introversión, son más inconformistas y tienen mayor nivel de inteligencia que los dueños de los perros.

Por otro lado, los amantes de los perros tienden a ser más extrovertidos y agradables. Las personas que conviven con reptiles, como serpientes, son los más independientes en comparación con el resto de propietarios, pues tienden a necesitar menos a otras personas. Los que conviven con aves, son mucho más extrovertidos que incluso, los que conviven con perros. Por último, los sujetos que tienen peces tienden a ser más introvertidos, aunque también atractivos, destacando por tener un espíritu más libre.

Ventajas de tener un animal de compañia

En resumen, y respondiendo a la pregunta con la que hemos comenzado este artículo, estas son las principales ventajas que nos aporta nuestro animal de compañía:

  1. Mejora tu humor
  2. Ayuda a desarrollar el la empatía y el sentido de responsabilidad en los más pequeños
  3. Aumenta tu autoestima
  4. Te ayuda a interaccionar con los demás, mejorando tu vida social
  5. Mejora tu salud, tanto física, como mental y psicosocial
  6. Te mantiene activo
  7. Disminuye los sentimientos de soledad
  8. Puede ayudar a combatir la depresión
  9. Te aporta seguridad
  10. Reduce los niveles de estrés

Ya has visto los beneficios que aporta un animal tanto en el ámbito físico como psicológico, ¿te animas a comprobarlo?

Por Noelia Bermúdez

Tags: , , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top