10 recomendaciones para pasar la cuarentena del coronavirus en casa

10 recomendaciones para pasar la cuarentena del coronavirus en casa

Como ya hemos comentado en otros artículos nos esperan días muy largos por la cuarentena provocada por el rápido contagio del Coronavirus o COVID-19. Algunos de esos días serán difíciles de llevar debido a la monotonía y a la sensación de encierro por el no poder salir de casa (o salir lo estrictamente imprescindible) nos puede generar.

Por eso, os queremos reflejar aquí algunas pautas básicas, que si bien no son una varita mágica y va a hacer que la cuarentena se pase volando, nos van a ayudar más a llevar mejor el día a día, vivir el presente y ver estas circunstancias como oportunidades en lugar de pérdidas.

10 consejos para pasar la cuarentena del coronavirus

1. Mantén los horarios habituales de sueño y de alimentación

Esta recomendación nos puede parecer muy básica, sin embargo, está siendo muy frecuente que la gente, en especial gente joven, aproveche (ya que no tiene la obligación de madrugar) para ver series y películas, entre otros entretenimientos, hasta altas horas de la madrugada y, como consecuencia, despertándose casi a la hora de comer, con lo cual ya está alterado todo el ritmo de sueño y la rutina del día siguiente. Respetar estos horarios es importante para mantener los ritmos de nuestro metabolismo y que no decaigan así nuestras defensas (tan necesitadas en los tiempos que corren). Además, tener una rutina nos aporta estructura en nuestro día a día y ayuda a que nuestro estado de ánimo sea estable y evitar así los altibajos emocionales.

2. Haz ejercicio en casa

Procura invertir mínimo 30 minutos o una hora de deporte al día para dedicar a hacer deporte y organízate una tabla de ejercicios que te hagan quemar calorías, sudar y subir pulsaciones. De esta forma, en tiempos de coronavirus o no, se liberan muchas hormonas y se descarga estrés. En plataformas como YouTube existen miles de vídeos que muestran ejercicios que se pueden hacer en casa, sin necesitar prácticamente ningún material, que te pueden servir de guía e incluso de inspiración.

3. Procura comer sano y equilibrado

Una excusa habitual para no comer sano suele ser la falta de tiempo para preparar platos saludables y, con ello, el abusar de comidas preparadas que se hacen con solo meterlas al microondas. Ya no existe esa excusa, ya que si algo nos sobra es tiempo, para rellenar al menos un par de horas diaria y, por añadidura, coger el hábito de cocinar y comer de forma variada y sana.

4. Dúchate todos los días y vístete

Te preguntarás para qué te vas a vestir si no vas a salir, que para eso te quedas en pijama. Precisamente deberemos evitar estar todo el día con el pijama puesto y usarlo únicamente para dormir. Vístete aunque sea con ropa que te resulte cómoda, como un chándal. Esto nos dará mayor sensación de que el día está, dentro de lo posible, planificado, además de que mitigará el sentimiento de monotonía; aparte de que, por razones obvias, va a ser esencial mantener la higiene, que nos ayudará a prevenir estados de ánimo más depresivos.

5. Cada día planea lo que vas a hacer al día siguiente

Como con la alimentación y el sueño, con las actividades, tanto inevitables (tareas domésticas, teletrabajo o estudios), como las recreativas (pintar, leer, ver la televisión, etc.) deberemos hacer lo mismo. Haz una lista de las cosas que quieres y/o puedes hacer al día siguiente y márcate unos objetivos día tras día. Recuerda que los objetivos sean específicos y alcanzables, de forma que supongan un poco de reto para ti. Esta pequeña y sencilla pauta nos ayudará a mantener la motivación alta durante el día y a vivir más en el presente.

6. En caso de teletrabajo, hazlo en una habitación distinta a la que duermes

Si es posible procura siempre trabajar con el portátil o el dispositivo que utilices en el salón u otra habitación que no sea el dormitorio. Siempre que la distribución de tu casa lo permita. También es importante señalar que si haces algún descanso sal de esa habitación y tómate el café o la merienda tranquilamente, de forma que no ello te impida “descansar” en frente del ordenador y hacer el descanso propiamente dicho (recuerda que tienes tiempo). Además, será fundamental que combines el teletrabajo con otras actividades con las que disfrutes y te relajes como leer, pintar, escuchar música, ver la televisión, etc.

7. Planifica actividades también con las personas con las que vives

Aunque va a ser muy valioso el tiempo que planifiques para ti, con un espacio en el que puedas estar a solas, también lo será el que pases con aquellas personas con las que convives (padres, madres, hijos e hijas, hermanos, hermanas, compañeros y compañeras de piso, etc.). Una buena forma de hacerlo es volver a tirar de papel y boli y hacer una lista de todas las cosas que se pueden hacer en compañía y en equipo (ej.: juegos de mesa, hacer un puzzle, etc.). Planificad entre todos y todas qué día y hora las vais a llevar a cabo. Igualmente, esta puede ser una muy buena oportunidad para acercarte más a las personas con las que compartes casa, estrechar el vínculo o conoceros más a fondo.

8. Asómate a la ventana

Si tienes terraza mucho mejor, amortízala. Dedica unos minutos al día a simplemente asomar la cabeza por la ventana. Mira el paisaje que tengas enfrente (si puede ser una ventana que dé a la calle y no a un patio interior, mejor), respira el aire fresco y quédate ahí haciendo nada. Te puede ser útil en los momentos en los que necesites remontar el estado de ánimo.

9. Cuida tus conversaciones

Evita que las conversaciones que mantengas con tu familia o las personas con las que vivas solo versen sobre la situación actual. Habla de otros temas, aunque sea complicado, comparte cómo te ha ido el día, qué has hecho, qué has logrado de lo que te has propuesto y pregunta a la otra persona por su día. Si vas a hablar con amistades a través de redes sociales, trata de hacer también videoconferencias para al menos verles las caras, que será mucho más gratificante que utilizar solamente WhatsApp (en formato texto y audio) y otras redes.

10. Ante las emociones desagradables, comunícalas

Aunque lleves a cabo todo lo anterior, aparecerán más de lo que deseamos emociones que no son agradables como la incertidumbre, el miedo o el desánimo producido por el Coronavirus y la situación de alerta. Para cuando se presenten será de vital importancia que las valides y no tratar de que se esfumen. Para ello, trata de contactar vía teléfono o videoconferencia (en el caso de que vivas sola/o) o hablar con alguien de confianza y que suele estar ahí en los momentos que más apoyo necesitas y expresa estas emociones.

En definitiva, estamos pasando todos y todas por una situación excepcional producida por el Coronavirus (COVID-19) que esperemos que pase cuanto antes, sí, pero ante las circunstancias adversas haremos un crecimiento personal mucho mayor si aprendemos a gestionarlas y, sobre todo, hacer por gestionarlas, en lugar de dejar que las cosas fluyan y resignarse.

Por Brenda R. Bodemer

@psicobodemer

Tags: , , , , , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top