4 claves para alcanzar el bienestar psicológico

4 claves para fomentar el bienestar psicológico

Toda persona quiere tener una buena calidad de vida, consiguiendo los objetivos propuestos para el futuro, ya sean a corto o largo plazo, tener las mínimas preocupaciones posibles o en caso de tenerlas, solucionarlas de una forma fácil y sencilla, tener una buena salud física, buenas relaciones sociales y en general, sentirse a gusto consigo mismo y percibir que la vida que lleva es tal y como quiere. A todas estas sensaciones lo llamamos bienestar.

Claves para desarrollar el bienestar psicológico

Conseguir esa calidad de vida está reflejado en el bienestar psicológico, puesto que la importancia se encuentra en la visión que tenemos nosotros mismos del desarrollo de nuestras metas y los resultados obtenidos. Si conseguimos las metas, pero no nos damos cuenta o somos demasiado estrictos y perfeccionistas, será complicado conseguir ese bienestar psicológico, debido a que siempre se querrá conseguir más y más, y eso nos llevará a la frustración, en lugar de a conseguir el bienestar que buscamos.

Para fomentar ese bienestar psicológico, existen algunas claves que ayudan a ver las cosas desde una perspectiva positiva, enfocándonos en sentirnos bien y ajustándonos a nuestras necesidades y deseos:

1. Céntrate en tus fortalezas

Busca aquello que se te de bien hacer para después ver que cosas se ajustan a tus habilidades. Si somos buenos en algo, nos resultará más fácil y sencillo llegar a conseguir metas que sigan ese camino.

Las fortalezas no solo pueden ser identificadas por nosotros mismos, podemos preguntar a personas de nuestra confianza. Muchas veces no somos conscientes de las habilidades que tenemos simplemente por no prestar atención o por no habérnoslo planteado antes.

El enfoque en las fortalezas hará que nos cueste menos alcanzar niveles superiores de la habilidad que ya tenemos, a diferencia de habilidades de las que carecemos actualmente.

2. Propónte metas realistas y alcanzables

Proponer objetivos para el futuro que sean realistas y podamos ejercer cierto nivel de control sobre ellos. Esto se refiere a que no nos podemos poner metas para las que no estamos capacitados, ya sea por falta de recursos o habilidades, falta de ganas o simplemente porque nos han sido impuestas. Deben ser metas con las que nos encontremos a gusto y con las que nos encontremos motivados.

Es importante que siempre tengamos una vista positiva hacia su consecución, aunque existan obstáculos y dificultades de los que seamos conscientes. Aquí se muestra de nuevo la importancia de exprimir nuestras fortalezas, puesto que, si es algo en lo que somos buenos, esas dificultades serán mínimas en comparación con todo lo positivo que nos puede ofrecer, por lo que el beneficio será mucho mayor que el coste.

El control que podamos ejercer sobre las metas debe ser el mayor posible. Si tenemos el poder de modificar cuanto queramos y cuando queramos nos hará ver los problemas realmente minúsculos, teniendo siempre en cuenta que existen variables externas a las que no podemos hacer frente, pero podemos centrarnos en un enfoque más positivo, centrándonos en el control que podemos ejercer a través de las variables internas y obteniendo una mayor autonomía sobre ellas.

3. Utiliza todos tus recursos

Los recursos son los elementos con los que nos enfrentamos a las dificultades y amenazas que se nos presentan a lo largo de la vida, así pues, si tenemos una gran variedad de recursos, nos ayudará a saber afrontar más cantidad de problemas y no perder la esperanza frente a ellos.

Estos recursos se obtienen mediante la experiencia. Cuando surge un problema no podemos dejarlo de lado y esperar a que se solucione solo, debemos enfrentarnos a los problemas que vayan surgiendo, ya que es la mejor forma de obtener recursos que podrán ser usados en las dificultades que vayan surgiendo a lo largo de nuestra vida.

4. Apóyate en familiares y amigos

No hay que guardar los sentimientos y emociones en nuestro interior, debemos compartirlo que las personas que sean de nuestra confianza, esto ayudará a que cualquier dificultad sea más fácil superarla, cualquier objetivo cumplido sea más gratificante y podamos ser ayudados en el día a día sin tener que enfrentarnos solos a cualquier situación.

Estas cuatro claves nos ayudarán a conseguir una buena calidad de vida gracias a un bienestar psicológico positivo, ayudándonos a afrontar cada día de nuestras vidas de una forma mucho más gratificante.

Por Sergio Gómez

@sergio10g

Tags: , , ,

Puede interesarte

Comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top